Nivelación y calibración de la base de impresión

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Nivelación y calibración de la base de impresión

Una de las etapas más importantes en el calibrado inicial de muchas impresoras 3D es la correcta nivelación de la base de impresión. Este proceso asegura que la distancia desde la boquilla hasta la base es constante a lo largo y ancho de toda su área, con lo que la adherencia de las piezas impresas será idéntica en toda la extensión.

Algunas impresoras poseen un sistema automático de nivelación de la base; otras poseen una base fija y un sistema de compensación de altura que funciona durante toda la impresión; y en otras este calibrado debe ser manual, aunque normalmente es suficiente con realizar la operación una vez.

El proceso de nivelación que vamos a detallar a continuación está dirigido especialmente a nivelar la base de la impresora DIMA LT, pero es similar para cualquier impresora cuya base de impresión tenga 4 puntos regulables en altura.

Podremos observar que en una impresora como la DIMA LT tenemos tres factores afectando a la nivelación del eje Z que tendremos que calibrar en un orden determinado. Dichos factores son:

  • Horizontalidad del eje X, debido a que para elevar el eje Z se utilizan dos husillos independientes.
  • Altura de cada una de las esquinas de la base.
  • Tornillo regulador del final de carrera del eje Z, para subir o bajar toda la nivelación de una sola vez.

A lo largo de la entrada detallaremos más cada uno de estos tres factores.

Ilustración 1: Impresora DIMA LT

Ilustración 1: Impresora DIMA LT

¿Cómo se regula la base en la DIMA LT?

En la impresora DIMA LT, en cada una de las cuatro esquinas de la base hay un tornillo y tres tuercas. La tuerca superior (marcada con 1 en la imagen inferior) se encontrará apretada, sujetando el tornillo a la base e impidiendo su giro.

Ilustración 2: Esquema de un tornillo de nivelación de la base

Ilustración 2: Esquema de un tornillo de nivelación de la base

Las tuercas 2 y 3 las subiremos o bajaremos para subir o bajar dicha esquina. Con estas dos tuercas sujetaremos la base de impresión a su soporte inferior (de acero).

  • Si subimos las tuercas 2 y 3, la esquina bajará.
  • Si bajamos las tuercas 2 y 3, la esquina subirá.

La nivelación se realiza, tras regular las cuatro esquinas, subiendo o bajando el tornillo que activa el final de carrera del eje Z. Mover este tornillo modifica la nivelación por igual en toda la base, por lo que lo usaremos para realizar el ajuste final.

Ilustración 3: Tornillo del final de carrera del eje Z

Ilustración 3: Tornillo del final de carrera del eje Z

Herramientas necesarias

  • Llave fija para las tuercas de los tornillos a regular (en caso de ser tornillos de métrica 3, será una llave fija de 5,5mm)
  • Hoja de papel (un folio normal es adecuado)

Pasos a seguir para la nivelación

  1. La impresora DIMA LT mueve su eje Z mediante dos husillos. Para asegurar que el eje X esté horizontal, medimos la distancia entre los motores que mueven los husillos y las tuercas de husillo, como se observa en la imagen inferior. Esta distancia debe ser similar en ambos lados. Si no lo es, giramos uno de los dos husillos para subir o bajar uno de los dos lados.
    Ilustración 4: Distancias que deben ser idénticas

    Ilustración 4: Distancias que deben ser idénticas

    A partir de este momento, no volveremos a mover manualmente los husillos, para no perder esta horizontalidad.

  2. Desplazamos la boquilla a un punto cercano a una de las esquinas del cristal. En este punto realizamos un “homing” del eje Z (para hacer esto, consulta el manual de tu programa host) colocando un trozo del folio bajo la boquilla. Tras el “homing”, movemos ligeramente el folio hacia adelante y hacia atrás y comprobamos el resultado:
    • Si el folio está muy apretado y no conseguimos moverlo, la nivelación de esa esquina es muy baja. Apretamos el tornillo del final de carrera del eje Z (Ilustración 3) y repetimos el paso 2.
    • Si el folio está totalmente libre y la boquilla ni siquiera lo roza, la nivelación de esa esquina es muy alta. Desapretamos el tornillo del final de carrera del eje Z (Ilustración 3) y repetimos el paso 2.
    • Si el folio está ligeramente apretado y mueve moverse, aunque con un ligero roce, la nivelación de esta esquina es correcta y podemos pasar al paso 3.
  3. A partir de ahora ya no moveremos el tornillo del final de carrera del eje Z.
  4. Desplazamos la boquilla a otra de las esquinas de la base. Realizamos la misma operación del paso 2, realizando sucesivamente un “homing” Z, pero esta vez en lugar de mover el tornillo del final de carrera del eje Z moveremos las tuercas 2 y 3 (ilustración 2) para subir o bajar esa esquina.
  5. Realizamos el paso 3 en cada una de las esquinas faltantes.
  6. Repetimos el paso 3 de nuevo en todas las esquinas, en orden, varias veces. Esto nos evita los problemas de que al nivelar una esquina se haya modificado la correcta nivelación de las demás.

Una vez realizado el paso 5 las veces necesarias hasta conseguir una nivelación constante, nuestra base estará nivelada. Al haber fijado la nivelación de una manera segura, con tuercas bien apretadas, es muy difícil que se desnivele de nuevo.

Como en otras ocasiones, esperamos que esta entrada os guste y sea útil. Para cualquier duda o aclaración podéis escribirnos un comentario debajo.

Posted in:

3 Comments

  1. Hola,
    Sólo comentar que creo que la calibración del “home” del eje z se opera al contrario con el tornillo que actúa el final de carrera, es decir, apretar para aumentar la distancia entre boquilla y cama y aflojar para reducirla.
    Por lo demás, muy útil el artículo.
    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *