Oportunidades para el autoempleo y emprender (I)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Adolfo López Paredes

La impresión 3D es ampliamente reconocida como una tecnología disruptiva por diferentes organizaciones internacionales (ODCE, United Nations, World Trade Organization, ), por los países (USA, China, Singapur, Japón, etc), las grandes consultoras (McKinsey, Gartner, Accenture, Deloitte, KPMG), un buen número de las mayores multinacionales (SIEMENS, BMW, Airbus, Autodesk, etc), y por los medios de comunicación (The Economist, la BBC, Forbes, Huffington Post, entre otros). El calificativo “disruptivo” obedece al potencial para transformar completamente, en este caso, la actividad industrial. Este tipo de revoluciones permiten encontrar “oportunidades” para emprender y también para desarrollar una nueva actividad profesional.

El rango de las profesiones que resultarán beneficiadas de la impresión 3D es muy amplio. En un extremo estarían quienes se dedican a investigar para desarrollar e impulsar la tecnología: procesos, materiales, etc. En el otro, aquellos que encuentran la oportunidad de generar valor en las aplicaciones de la tecnología.

El objeto de esta primera entrega es enumerar algunas de las opciones que existen actualmente para autoemplearse y/o emprender en este sector:

1.- Comercialización de impresoras y consumibles. El crecimiento esperado de las ventas de equipos en el sector es evidente. No solamente porque aún la tecnología es una gran desconocida, y hay un número de potenciales beneficiarios que aún desconocen el impacto que la tecnología puede tener para ello. Además nos encontramos que las diferentes tecnologías disponibles no están suficientemente maduras, y que continuamente aparecen mejoras que invitan a renovar los equipos por otros con mayores prestaciones. Esto conlleva la oportunidad de desarrollar una actividad de comercializador profesional, capaz de orientar al usuario final, no solo en las diferentes tecnologías disponibles, sino también entre los diferentes fabricantes. Esta actividad requiere una inversión que dependerá en buena medida de la orientación del negocio: clientes profesionales, grandes o pequeñas empresas, clientes domésticos.

art2_imagen1
Fuente: MIT Technology Review

2.- Servicio de impresión para terceros. Al igual que en los años 80 llegaron las reprografías, y fueron desarrollando los servicios de impresión digital sobre diversos soportes: papel, plásticos, lonas, etc. Actualmente existe una oportunidad para proporcionar servicios de impresión 3D en diferentes materiales: plásticos, composites, metales, etc. Actualmente la mayoría de los servicios de impresión 3D disponibles desarrollan su actividad a través de la red. No obstante, ya hay algunas reprografías han empezado incorporar esta función. En Valladolid, y empleando nuestras impresoras DIMA 1000, la reprografía Malpica ha sido pionera en acercar este servicio al público en general. Dar un servicio personalizado tiene algunas ventajas, ya que permite un asesoramiento directo al cliente: materiales, acabados, ayudas al diseño, etc.

3.- Alquiler de impresoras 3D. Usuarios avanzados/especializados pueden necesitar impresoras para impartir cursos de formación, o para realizar pruebas, pequeños lotes de producción. Artesanos o artistas que solamente hagan un uso ocasional, pero que estén capacitados para operar una máquina, son clientes potenciales de este servicio. No es una nueva idea de negocio, hace muchos años que las empresas de alquiler de maquinaria proporcionan este tipo de servicios. Pero sí es un nuevo nicho. Los usuarios se benefician de disponer de una máquina actualizada tecnológicamente, siempre disponible, sin necesidad de realizar inversión, ni de realizar operaciones de mantenimiento. Este negocio requiere realizar una inversión que puede ser importante.

4.- Modelado 3D. La impresión 3D solo es posible a partir de modelos 3D realizados con software especializado. El rango de programas disponibles y sus funcionalidades han aumentado durante los últimos años, dependiendo de la aplicación: piezas industriales, artísticas, joyería, etc. No solamente es necesario dominar las herramientas de diseño: también son necesarios conocimientos sobre materiales, sus propiedades y atributos, para asegurar la funcionalidad de las piezas a desarrollar. Servicios profesionales de modelado 3D son una actividad que tendrá una demanda exponencialmente creciente en los próximos años. Un reciente artículo publicado en Forbes señalaba que el 30% de las demandas de ingenieros registradas en el tercer trimestre de 2014 incluían conocimientos de impresión 3D entre los requisitos.

5.- Impresión especializada. Las impresoras 3D han llegado incluso a los pequeños mercadillos callejeros. Pero existen nichos y oportunidades interesantes, como ha demostrado el diseñador austríaco: Klaus Leitl, quien ha realizado toda una colección de insectos con una impresora 3D. Otro caso de éxito son los muñecos realizados por Favoritoys, una empresa mejicana fundada en 2012, y que no ha dejado de crecer.

Encontrar un nicho en el que especializarse puede ser una oportunidad excelente y que requiere una inversión muy reducida. Si quieres emprender en esta industria, y necesitas ayuda, no dudes en contactar con DIMA3D a través de comercial@dima3d.com, y encontrarás apoyo y asesoramiento.

  • art2_imagen2_293x293

     

  • art2_imagen3_294x211

     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *