La Impresión 3D: impacto económico y empresarial

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Adolfo López Paredes

DIMA 3D es una empresa pionera en el desarrollo de servicios y soluciones tecnológicas para llevar la Fábrica Digital del siglo XXI (Digital Manufacturing + 3D printing) a todo tipo de organizaciones.

Inauguramos este blog con un breve análisis del impacto que la Impresión 3D, fabricación aditiva, va a tener en todas las organizaciones, y muy especialmente en aquellas que realizan actividades productivas.

Durante el último cuarto del siglo XX el término de Fabricación Digital se aplicaba casi exclusivamente a la integración del software en todos los procesos de fabricación, desde el diseño hasta la expedición del producto terminado. Así se hizo muy popular la implantación de los sistemas CIM (‘Computer Integrated Manufacturing’). El desarrollo de los programas de gestión empresarial (conocidos como ERP) contribuyó aún más a su auge, así como al enfoque obsesivo por la optimización de los procesos de producción. A comienzos del nuevo milenio, alternativamente al esfuerzo por optimizar la cadena de suministro y la gestión de los procesos empresariales, algunas de las más grandes empresas comenzaron a prestar atención a un nuevo paradigma emergente, con capacidad para transformar completamente no solo sus organizaciones, sino el sistema económico mundial.

El término acuñado en el MIT “Bits-to-Atoms” resume la filosofía de la fabricación aditiva. Bits-to-atoms consiste, de forma simple, en transformar la información codificada en bits en un producto real. Llevado al extremo, el consumidor final puede obtener completamente un producto final sin necesidad de organizaciones que realicen ensamblajes intermedios, sin necesidad de almacenamientos ni operadores logísticos.

Las tecnologías de fabricación aditiva, conocidas de forma más general como impresión 3D, constituyen por tanto el pilar del nuevo paradigma de producción del siglo XXI. Esta revolución industrial y productiva va a cambiar en pocos años la organización de las actividades en los sistemas de valor de todos los sectores productivos.

Por otro lado, así como durante la primera revolución industrial convivieron décadas las primeras máquinas de vapor con el trabajo animal, especialmente en la agricultura y la industrial textil, resulta evidente que también la impresión 3D convivirá con los sistemas productivos tradicionales. Pero todo apunta a que este periodo de coexistencia va a ser mucho más corto, y la transformación tendrá un impacto mucho mayor. Productos que requerían cientos, miles de componentes, se pueden elaborar casi sin operaciones de ensamblado: inyectores de motores, carrocerías de vehículos, etc. Desparecen casi completamente las necesidades de almacenamiento y las necesidades de financiación son mucho menores.

Y es que la impresión 3D ya no es una tecnología prometedora, que en todo caso podría tener éxito en un futuro. Es una realidad que está empezando a transformar la economía mundial.

En este contexto, DIMA 3D emerge como agente clave para proporcionar servicios y tecnología que permitan a las organizaciones sobrevivir la revolución que se viene gestando durante las dos últimas décadas. Entre los servicios que ofrece se encuentran la formación, el análisis y diagnóstico de oportunidades y amenazas para las empresas, y la evaluación de las tecnologías más adecuadas a cada industria. La experiencia acumulada en impresión 3D, las innovaciones y la tecnología desarrolladas para fabricar impresoras profesionales, y los servicios de producción prestados a sus clientes con absoluta confidencialidad y profesionalidad, son las claves sobre las que se ha fundado esta empresa tecnológica en el Centro de Transferencia de Tecnologías Aplicadas en la Universidad de Valladolid.

Este blog pretende constituirse en vehículo de comunicación y divulgación de la impresión 3D, y de las contribuciones que DIMA 3D pueda aportar a la comunidad global.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *